sábado, 15 de julio de 2017

Día 34 - 100 Días de Favor (Joseph Prince)

En este devocional de Joseph Prince veremos que sin importar las circunstancias adversas que enfrentemos el favor de Dios siempre nos acompaña y nos lleva a un lugar de prominencia.


Día 34
Tienes la Presencia y el Favor de Dios Independientemente de las Circunstancias que te rodean

Versículo de Hoy
¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Si tomare las alas del alba
Y habitare en el extremo del mar, Aun allí me guiará tu mano,
Y me asirá tu diestra.
- Salmos 139:7-10

Hebreos 13:5 dice que la presencia de Dios en tu vida es una presencia constante garantizada. Pero quiero que sepas que no puede evaluar la presencia de Dios y Su favor inmerecido en tu vida sobre la base de las circunstancias que te rodean. Para ayudarte a entender el significado de esto, vamos a examinar la vida de José.

José no consideró las circunstancias que lo rodeaban, sino se mantuvo enfocado en la presencia del Señor.

José rechazó el acoso de la mujer de Potifar, y como dice el viejo refrán: "El infierno no conoce furia mayor que la de una mujer despreciada". Ella maliciosamente acusó a José de intentar violarla, exhibiendo como "evidencia" las vestiduras que él había dejado en sus manos al huir de ella. Cuando Potifar oyó a su mujer contar su versión de la historia, su ira se levantó y agarró a José, lo destituyó; de la posición de autoridad que le había dado y lo echó en la cárcel.

Simplemente colócate en el lugar de José. ¿Qué está pasando aquí? Todo esto parece demasiado familiar, ¿no es así? Con el recuerdo doloroso de sus hermanos lanzándolo en el pozo aún fresco en su mente, allí está él de nuevo, lanzado en una mazmorra aunque era inocente. Cualquier persona común quedaría amargada con ¡Dios! La mayoría de la gente se preguntaría: ¿Dónde está Dios? ¿Por qué lo llevó hasta tan lejos, sólo para abandonarlo? ¿Cómo puede suceder esto? ¿Dónde está la justicia ante esa falsa acusación?

Pero José literalmente no era un "José cualquiera". Él sabía que el Señor nunca lo dejaría ni lo abandonaría. José no consideró las circunstancias que lo rodeaban, sino mantuvo su enfoque en la presencia del Señor. Independientemente de ser un esclavo común, un supervisor de la casa de Potifar, o ahora un prisionero ante la hipótesis de prisión perpetua por un crimen que ni siquiera cometió, José no evaluó el favor inmerecido de Dios en su vida sobre la base de las circunstancias. En vez de quedarse amargado, mantuvo la esperanza en el Señor. En vez de tirar la toalla y desistir de Dios y de la vida, mantuvo la confianza, sabiendo que todo su éxito estaba en la presencia del Señor.

¡Y, amigo, cómo lo liberó el Señor! Quiero que leas esto por ti mismo para ver lo que el Señor hizo por José:

Pero Jehová estaba con José y le extendió su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel. Y el jefe de la cárcel entregó en mano de José el cuidado de todos los presos que había en aquella prisión; todo lo que se hacía allí, él lo hacía. No necesitaba atender el jefe de la cárcel cosa alguna de las que estaban al cuidado de José, porque Jehová estaba con José, y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba.
Génesis 39: 21-23

¿Qué te dice esto? Si te niegas a inclinarte ante las circunstancias que te rodean y permaneces consciente de la presencia del Señor, donde quiera que seas colocado, sea cual sea tu ambiente, serás elevado a un lugar de prominencia. Tendrás el favor de tus empleadores y ellos te promoverán a una posición de mando. ¡Y todo lo que hagas prosperará!

Oración de hoy
Padre, guárdame atento de tu amorosa presencia dondequiera que esté. Y porque Tú estás conmigo y eres por mí, te agradezco porque tendré el favor de las personas y prosperaré en todo lo que hago.

Pensamiento de hoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario